NO HAY NINGÚN SER HUMANO QUE NO TENGA NADA VALIOSO QUE OFRECER

 

Hace años aprendí que la vida se compone de momentos, concretamente de detalles. En la sonrisa inesperada o en el sonido de aquella vieja canción que grita recuerdos enterrados.


Hace meses aprendí que la esperanza acompaña a la adversidad, que la vulnerabilidad está en el descontrol y que el bienestar propio es el motor de nuestras acciones.


Hace semanas aprendí que el miedo reside en lo diferente, que la tristeza sigue a la melancolía y que el tiempo es una carrera inalcanzable.


Hace días aprendí que el rechazo es símbolo de cobardía, que el odio es frío y que la compasión es cálida.


Hace segundos aprendí que, en los rincones más fríos, pobres y precarios, uno encuentra flores.

Texto escrito por Rocío Reyes de 2º Bachillerato C como reflexión acerca de esta charla TED de Adela Cortina sobre la aporofobia:

(https://www.ted.com/talks/adela_cortina_aporofobia_el_miedo_a_las_personas_pobres?language=es)

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.