TALLER DE «CRACKERS» NAVIDEÑOS

Durante la última semana de clases antes de la tan ansiada Navidad, los alumnos de 1º ESO C, D y F pudieron disfrutar de una experiencia de lo más británica: un taller para fabricar sus propios crackers navideños impartido por su profesora de inglés, Rocío Lavado.

Los crackers son auténticos imprescindibles en las celebraciones navideñas de los británicos, y su origen se remonta a la era victoriana, cuando el fabricante Tom Smith, inspirado por los dulces envueltos franceses y, curiosamente, el ruido de las chispas de su chimenea, ideó este curioso artefacto para añadir un toque especial a las festividades. Consisten en un tubo de cartón envuelto en papel firme y brillante y bien sujetado por una tira de papel o plástico que, al romperse, hace un sonido parecido al nombre del objeto. Dentro encontraremos siempre tres elementos importantes: una corona de papel de colores que todos los comensales llevarán puesta durante la comida de Navidad, un pequeño regalo y un chiste o lema. Además de que cada comensal debe abrir su cracker justo antes de la comida de Navidad, para lo cual es necesario que tire de un extremo mientras otra persona tira del otro, la tradición dicta que quien se quede con la parte más grande después de la “explosión”, se quedará con el contenido del cracker.

Como bien han podido ver nuestros alumnos, no son nada difíciles de hacer, puesto que solo necesitamos un tubo de cartón, papel de regalo y lo más importante: un mensaje para la persona que lo abra. Algunos han sido tan creativos que han creado su propio papel de regalo. ¡Son unos artistas!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *